martes, 3 de abril de 2012

Glándulas salivares

Las glándulas salivares 

Son glándulas exocrinas, con secreción de tipo merocrina, que vierten su contenido en la cavidad bucal. Tienen a su cargo la producción y secreción de la saliva, la cual humedece y protege la mucosa bucal.


Las glándulas salivares se clasifican, de acuerdo a su tamaño e importancia, en glándulas salivares mayores y menores.

Aquí verán una pequeño video...

video


Glándula parótida: La glándula parótida es la más voluminosa de las glándulas salivales. Su peso, muy variable, es de 25 gr. aproximadamente. Consiste en una masa de tejido irregular, lobulada y amarillenta, que se encuentra debajo del conducto auditivo externo, entre el maxilar inferior y el esternocleidomastoideo.

Inervación nerviosa de la glándula parótida: La parótida recibe su inervación secretora del nervio auriculotemporal, el cual transmite los impulsos que proceden del núcleo salivatorio inferior. Las fibras secretoras salen de este núcleo siguiendo primeramente la vía del nervio glosofaríngeo y después la del nervio timpanito y de los nervios petrosos menores que, unidos, terminan en el ganglio ótico. Después de realizar allí un relevo, la vía secretora continua con el nervio auriculotemporal, que la lleva hacia la glándula.




GLÁNDULA SUBMANDIBULAR
  La glándula submandibular es aproximadamente en forma de huevo y tiene la mitad del tamaño de la glándula parótida.  
  La parte profunda de la glándula submandibular se proyecta medialmente desde la porción media de la superficie medial de la parte superficial para pasar anteriormente entre los músculos milohioides e hioglosos. Esta parte de la glándula esta localizada en el espacio facial sublingual y se presume que no tiene una inversión de la facial cervical profunda como la parte superficial tiene. En ese sentido es similar a la glándula sublingual, que no tiene cubierta facial. El ducto submandibular deja la parte profunda de la glándula y, pasando anteriormente, medial a la glándula sublingual y lateral al músculo geniogloso, este se vierte en la fosa sublingual de la cavidad oral en la papila sublingual. La papila sublingual se localiza inferior e inmediatamente lateral al frenillo lingual. El ducto deja la glándula submandibular en el nivel del borde anterior del músculo hiogloso o adyacente a la segunda molar inferior.
 
  Las arterias que abastecen la glándula son derivadas de las arterias facial y lingual, mientras las venas de la glándula son afluente a la venas submental y facial. El drenaje linfático es hacia los nódulos submandibulares cercanos.
 
Conductos excretores: La glándula sublingual es una aglomeración de glándula y posee tantos conductos excretores como pequeñas glándulas agrupadas. Se cuentan de 15 a 30 conductos excretores. 

  La glándula sublingual es la más pequeña de las glándulas salivales mayores. Es una glándula alongada, achatada (de forma como de almendra) que promedia de 3 a 4 cm en longitud y solamente 2 a 3 g en peso. Debido a su posición justo debajo de la membrana mucosa del piso de la boca, es responsable de formar la eminencia sublingual en esta parte de la cavidad oral. La glándula es delgada y convexa lateralmento, siendo el borde inferior posterior el más ancho. 
 
  La glándula sublingual, a diferencia de las otras dos glándulas salivales mayores, no esta envainada por una extensión o reflexión de la fascie cervical profunda; al contrario, esta rodeada por el tejido conectivo suelto del espacio sublingual.











No hay comentarios:

Publicar un comentario